Hablar del mimo, de su trabajo como actor, acróbata o payaso, resulta muy arriesgado, sobre todo porque es muy poca la gente en nuestros días que contemple la diferencia de estos tres trabajos indudablemente unidos entre sí.

El mimo de hoy necesita el acumulo de las técnicas más avanzadas y la experiencia personal para hacer de su trabajo un estilo y una forma creativa personal e intransferible. Para ello su trabajo, muchos esfuerzos, pocas veces reconocidos y también una gran satisfacción de saber callar para seguir diciendo lo que se piensa.

Hay una parte del mimo ( nunca mejor dicho ), que yo le llamo “EL TRABAJO EN SILENCIO DEL MIMO”, que indudablemente son esas horas que hablamos unos renglones mas arriba, donde el tiempo no pasa, la prisa a veces no existe, pero las ganas de investigar y crear, pensar imitar, resulta sin darnos a penas cuenta nuestra arma más contundente de trabajo, el desarrollo de ideas o la creación de ellas, la búsqueda del vestuario, de la música, el diseño de luces, el ritmo y el calentamiento de cabeza de ese final que nunca queda como uno quiere, todo esto es el alma, el corazón físico y emocional del mimo, todo esto y la sensibilidad que concienzudamente deposita en sus gestos y miradas son el fruto de un trayecto que no acaba nunca, de un hacer y morir cada día, de un abrir y cerrar los ojos cada día, como si cada día fuera el primero.

El aprendizaje del mimo se puede efectuar con cursos básicos, cursillos intensivos y sesiones de investigación y renovación de técnicas, pero el mimo no terminará nunca de conocer nada, siempre le quedará una esquina más que no habrá descubierto ni recorrido, por eso tendrá que trabajar por su cuenta, individual o colectivamente, utilizando las técnicas de nuestros mimos pasados o algunos actuales, pero siempre renovando y creando su propio estilo y formación que poco a poco ira ampliando, hasta tener una gran experiencia profesional, no precisamente aprendida en los cursillos, libros, seminarios, etc., sino todo eso más el trabajo y el progreso individual que con el tiempo indudablemente ha acumulado.

Y por último recuerda “Detrás de las palabras puede haber algo equivoco, pero detrás del gesto esta la persona”.

Metodología

El objetivo del curso es mostrar a los alumnos la importancia de la comunicación gestual como es el mimo. Trabajar la sensibilidad y diversión de la vida sin necesidad de hablar. Trabajar la sensibilidad y diversión de la vida sin necesidad de hablar. El único lenguaje es el cuerpo y una de las maneras y más humanas de expresarse es el mimo.

Contenidos

A continuación te describo el contenido del curso, para que te vayas haciendo una idea:

  • Iniciación a la expresión gestual y creativa
  • El mimo que llevamos dentro
  • Equilibrios
  • Técnicas de respiración y relajación
  • Coordinación
  • Desinhibición y creatividad
  • Trabajo con la máscara
  • ¿Cómo montar un espectáculo de mimo?
  • La improvisación gestual
  • Mimo tragicómico

Algunas opiniones de los asistentes:

  • Alabo especialmente el que haya creado un clima de confianza para poder desinhibirnos. Muy participativo y divertido.
  • Es difícil romper con el miedo de no saber, pero merece la pena. Genial.
  • He aprendido técnicas y recursos que voy a poner en práctica con mis alumnos, y en la vida personal.
  • He descubierto un mundo apasionante de comunicación y transmisión de sentimientos y emociones.
  • Ya disfrute otro curso con Carles y también fue una experiencia inolvidable.
  • Esperaba pasarlo bien, es curioso probarse personalmente, ganas curiosidad por la improvisación.
  • Excelente, es un primer contacto con el mimo y el Clown. Me gusta la idea de pasarlo bien, de la desinhibición sin sufrir. ¡Repetiré!.

Datos de interés

  • Duración: 15 horas.
  • Número de alumnos por clase: Máximo 12 personas.
  • Recomendaciones: Es aconsejable llevar para las sesiones de trabajo ropa cómoda.
  • Notas: Todos los días antes de comenzar la sesión habrá un calentamiento.
  • Documentación: Al inicio del curso a cada alumno se le proporcionará un manual con ejercicios.